Consejos

1. Haz la boda de tus sueños, no os dejéis influenciar por las tendencias de moda, o por consejos de terceros, cada uno tiene su personalidad y principios y hay que seguirlos. Así llegaremos al punto en que queríamos estar. No os dejéis conquistar por las tendencias, a veces lo más sencillo es lo que mejor nos funciona, no por tener absolutamente todo lo que se ve en las revistas, blogs, etc, se consigue una boda genial, hemos visto muchos casos de bodas que parecían una feria de muestras en las que se podría haber ahorrado dinero y ganar elegancia.

2. Lo que más luce de una boda son los pequeños detalles y decoraciones, tenemos que tenerlo todo organizado previamente y tener en cuenta que el día B hay que montarlo todo. Si no tienes en quien delegar o quieres ahorrar a tu familia el darse un palizón no dudes en llamar a un Wedding Planner, ellos te lo montarán de mil amores y serán tus ojos y tus manos ese día.

 3. Ser fieles a vuestro presupuesto, esto es muy importante para no tener gastos imprevistos y que estéis a gusto con el dinero invertido en vuestra celebración.

4. La última semana intentar tenerlo todo a punto, relajaros y dejar espacio a los SPA, tratamientos de belleza, masajes, etc… Si podéis tomaros esos días previos de vacaciones y tranquilidad. Estaréis a tope el día de vuestra boda dispuestos a disfrutar y pasarlo bien. Muchas veces los novios llegan agotados y no disfrutan. Hay que estar al 200% y pasar el mejor día de vuestras vidas.

5. La hora de la ceremonia es muy importante, hay que tener en cuenta el calor, el tiempo que os llevarán las fotos, etc… Hay que hacer una buena planificación para que los invitados no pasen sed y tengan un sitio donde descansar. La bodas de primera hora de la tarde son las más complicadas porque hay mucho tiempo muerto que organizar con algo entretenido para los invitados, asiento y bebidas fresquitas.